domingo, 19 de abril de 2015

La gota metálica


                                                                          Sobre mi habitación se encuentra el altillo. Por la mañana, al despertar, escucho una gotera. Es un sonido pausado e informe. Yo al altillo jamás he ingresado. A veces me sangran la nariz y las encías. Tengo un sueño recurrente: veo a mi madre destruida emocionalmente, acosada por sus cuatro hijos. Todos representamos algo. La sensación del sueño es opresiva. Hay una oscuridad en él que no podría relacionarla con la noche o un día lluvioso. Es una oscuridad que está dentro de nosotros. Sobre mi cabeza, esta mañana, volví a sentir la gotera. Desperté sudando frío, fugitivo de las pesadillas. La gota cae lentamente e inunda todo el cuarto. Yo comienzo a sentir el peso de su significado.



Carlos Peirano, La Repetición


No hay comentarios:

Publicar un comentario