sábado, 15 de febrero de 2014

Internet out of service

He pasado todo el santo día mirando un foquito estéril
con la vista fija en ese punto del mundo como si esta acción
fuera a cambiar las cosas.
Uno ha sido criado torpemente en los milagros.
Uno torpemente es una repetición.
Resignado del día
mi perro duerme a sus anchas bajo el techito del lavadero.
La lluvia ha sido tan persistente como el apagón.
Ahora mismo puedo estar siendo velado en algún otro sitio
dado por muerto o declarado arteriosclerósico.
Sé que más de una mujer llorará por mí toda esta tarde y aún
su noche aquí en mi tarde.
Sin saber qué más hacer para aliviar sus pesares
me recuesto junto a mi perro a ver caer la lluvia
con los mismos ojos de desdicha miramos el día
imposibilitados de toda comunicación.


Carlos Gallegos
"Dios me dio la bendición de ser ateo"
x Ediciones Periféricas & Árbol Animal

No hay comentarios:

Publicar un comentario